Villa de Níjar

Entorno

La Villa de Níjar se encuentra a 300 metros sobre el nivel del mar, entre Sierra Alhamilla y el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, siendo una de las zonas más áridas de la Península.

Por su historia y trayectoria Níjar ha estado siempre vinculada a la creación y resiliencia. Desde su ingenio en la recogida de agua, a su artesanía tradicional de telares y cerámica.

Se puede disfrutar de la Ruta de los Molinos de Agua que sube a Huebro, la pequeña aldea a apenas cuatro kilómetros de la casa residencia. También de diferentes caminos y rutas a lo largo y ancho del Parque Natural, compuesto por tierra volcánica y playas vírgenes e inundado por una luz que achicharra. Luz que ha sido inspiración para artistas de toda índole.

Un museo arqueológico con vida compuesto también por los invernaderos y sus trabajadoras, uno de los motores económicos de la zona y que le dota de alto contraste visual y variedad cultural.

Así, Níjar Villa se ha convertido en un refugio para las creadoras de todas partes del mundo, que encuentran en este rincón un lugar para la reflexión e inspiración.

EN FR ES